Aquellos encantadores hoteles de la Belle Époque

En estos momentos San Sebastián asiste a un considerable desarrollo del sector hotelero y turístico en general, pero es conveniente recordar que la ciudad, siempre cosmopolita, fue pionera a la hora de apostar por un turismo de calidad y en la construcción de emblemáticos establecimientos hoteleros.

Iniciaremos nuestro recorrido sobre lo que fue y ya no es, en el primer gran hotel donostiarra, el Hotel Ezcurra, entonces llamado «Gran Fonda Ezcurra», ya que el término «Hotel» apenas se utilizaba todavía.  Fue construido en 1869, en la esquina del actual Paseo de Santa Catalina, por Martín Ezcurra, un conocido hostelero de la vieja ciudad amurallada.

Hay que recordar que por entonces todavía no existía ni el puente del Kursaal (1920), ni, por supuesto, el Teatro Victoria Eugenia ni el hotel Mª Cristina, que son de 1912.

Junto al hotel se encontraba el Casino Indo, una villa inaugurada el año 1869 y frente a ellos había un quiosco donde las bandas de músicos, principalmente las militares, amenizaban las tardes de verano. La relación de hotel de lujo y Casino era evidente. Para la clientela adinerada que acudía al casino debía haber hoteles de lujo.  El quiosco sería trasladado posteriormente al Boulevard.

 

 

El Hotel Continental, en el Paseo de la Concha

Fue el hotel más importante en la época de la construcción del Casino de San Sebastián (actual Ayuntamiento). Se decidió construir en 1881 al mismo tiempo que se decidía edificar el Casino de San Sebastián (actual Ayuntamiento), y se inauguró el 1884 (el casino 3 años después). Su finalidad era atender a la aristocracia y alta sociedad que ya venía a Donostia en esos momentos y que iba a aumentar mucho con la inauguración del Casino de San Sebastián en 1887, que resultó ser el primer año del veraneo de la reina María Cristina.

Como curiosidad, el hotel tuvo el primer ascensor que se colocó en Donostia y en su interior tenía un «jardín de invierno», un gran patio acristalado (ver foto).

El edificio ocupaba primero el equivalente a tres chalets de la Concha y en 1911 fue ampliado, ocupando dos más y variando su nombre a «Continental Palace». La ampliación coincide con la construcción e inauguración del Hotel María Cristina, que iba a ser su gran competencia como hotel de lujo y con el cierre del otro gran hotel de lujo, el Hotel du Palais de la Avenida (en 1915). El hotel, ya bastante aviejado, con su antigua estructura de madera, perduró hasta 1972.

 

El Hotel du Palais, actual Avenida de La Libertad

Este hotel, en un primer momento, fue construido hacia 1870, como residencia de un rico indiano, apellidado Fesser, pero nunca lo llegó a habitar ya que falleció en esos años. Era un edificio cuadrangular que ocupaba el centro de la manzana, estando rodeado por un jardín y una elegante verja. Había sido construido con muchas habitaciones, como si estuviera pensado para ser un hotel.

Hasta pasada la guerra carlista (1873-1876) siguió deshabitado y entonces se instaló allí el Hotel Londres de Mr. Dupouy. Este francés había inaugurado su primer «Hotel Londres» hacia 1871 en la calle Peñaflorida, esquina con la calle Garibay. Hotel de gran fama, solía ser residencia de ministros y del presidente Sagasta, cuando venían en verano a  San Sebastián.

En 1902, el Hotel Londres se traslada a su ubicación actual en La Concha, y este edificio sufre una gran ampliación, convirtiéndose en el Hotel du Palais, mismo nombre que el hotel de Biarritz, ya que era dirigido por la misma empresa. No duró mucho, ya que en 1915 cerró, seguramente por la fuerte competencia de los hoteles María Cristina, Continental y Londres.

 

Port Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies