Gorbea, la montaña de Bizkaia

Con poco menos de 1.500 metros de altura, el Gorbea une desde su cumbre Bizkaia y Araba. A la vez, separa la costa del interior. Sus peculiares características convierten este macizo kárstico en un referente paisajístico, deportivo y mitológico. Es una tradición en el País Vasco subir a su cumbre el día de Noche Vieja y en San Ignacio. Aunque cualquier fecha es buena para gozar del Parque Natural del Gorbea, siempre con precaución

Muchos de los municipios del sur de Bizkaia como Areatza, sede de uno de los centros de interpretación del Parque, Orozko, Zeanuri, Ubidea, Otxandiano o Dima tienen una enorme vinculación con el Gorbea. El conjunto ofrece paisajes muy distintos: rocas escarpadas, de zonas suaves de pastos, o bosques de hayedos y robledales. Todo sobre un conjunto kárstico con casi 500 cavidades catalogadas.

 

El karst

El macizo de Itxina, con sus más de 500 hectáreas, se encuentra en el interior del Parque Natural de Gorbea y constituye un magnífico ejemplo de formación kárstica. En las calizas con alto contenido en carbonato cálcico, el agua de la lluvia disuelve la roca, hasta llegar a dejar todo un macizo montañoso agrietado en superficie y atravesado por innumerables conductos subterráneos. Los más antiguos de éstos se transforman en cuevas por las que ya no circula el agua.

La más alta de las peñas de la cresta de Itxina es Lekanda (1.302 metros), en el lado oriental y Aizkorrigane. En la parte nororiental del karst se halla el acceso más fácil al interior, a través del espectacular y mítico «Ojo de Atxular», utilizado desde siempre por pastores y leñadores. Evite caminar opor esta zona sin un guía local y no lo haga nunca con niebla.

 

 

Otzarreta y Saldropo

Otro de los puntos clave del Gorbea es el hayedo de Otzarreta. Desde Zeanuri llega por carretera al alto de Barazar. Y, desde allí, caminado a este hayedo casi onírico. Sus viejos árboles son testigo de antiguas tradiciones y oficios como la de los carboneros. El riachuelo que cruza este bosque proporciona una imagen y un sonido singulares que convierten a la zona, en cualquier estación del año, en reclamo para fotógrafos de toda Europa.

No muy lejos se halla el humedal de Saldropo. Al pie del monte de las Peñas de Atxuri. Aunque en toda la planicie predominan los prados húmedos y zonas encharcadas, el humedal propiamente dicho ocupa unas tres hectáreas. Un punto de interpretación sobre la fauna, flora y pasado del humedal, ilustra sobre las características de la zona.

 

Pagomakurre

Para alcanzar la cima del Gorbea desde Bizkaia, la ruta más frecuente parte de Areatza. Tras llegar en vehículo hasta Pagomakurre, una amplia pista conduce a las campas de Arraba para pasar después junto a la peña de Gatzarrieta y la ermita de Egiriñao. Desde ahí, hasta el collado de Aldaminoste y a la derecha se alza la loma del Gorbea con su cruz de acero. Desde la cima, el paisaje supone toda una recompesa.

También cabe realizar rutas a caballo, bicicleta de montaña, espeleología o escalada y más actividades en función de la época del año. Lo que nunca está de más es visitar a los productores locales de queso, cuajada, miel y otros productos. Así como disfrutar de lo que ofrezcan las tabernas y restaurantes de Areatza, Orozko, Zeanuri, Ubidea, Otxandiano o Dima. Y comprobar la belleza de sus calles y la buena disposición de sus gentes.

 

Port Relacionados

Leave a comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies