Sierra Cebollera, paraíso de senderistas

El Parque Natural de Sierra Cebollera cuenta con siete senderos señalizados, que suman más de 80 Km. Al inicio de cada itinerario un panel metálico nos muestra sobre un mapa el recorrido que seguiremos, así como su desnivel, tipo de vegetación, historia y puntos de interés. Naturaleza e historia se complementan en el entorno. Solo restan un buen par de zapatillas. Y disfrutar.

La antigua vía romana que unía las ciudades de Varea y Numancia hace dos milenios atraviesa el parque natural, pasando por las localidades de Villoslada, Lumbreras y San Andrés, y por la Venta de Piqueras, hasta el puerto del mismo nombre. Esta ruta coincide, en el territorio del Parque Natural, con el itinerario Nº 6 de la Red Básica de Senderos. Existe una publicación específica sobre la Vía Romana, con mapas y explicaciones de cada una de las siete etapas en las que está dividida la ruta. Mientras, el sendero autoguiado de Villoslada de Cameros recorre el casco urbano de la localidad de Villoslada de Cameros. En una hora de camino pueden conocerse el pasado trashumante de la localidad y el legado de los indianos. El sendero autoguiado por Lumbreras recorre el casco urbano de la citada localidad. Propone un paseo de poco más de 2 kilómetros con una duración de 90 minutos en el que el visitante podrá conocer más a fondo la naturaleza, el pasado, y la etnografía de esta localidad integrada en pleno parque natural.

 

Por su parte, el sendero autoguiado por el entorno del área recreativa de la Blanca, en pleno Parque Natural Sierra de Cebollera y de un kilómetro de longitud, discurre por un tramo del río Iregua. Atraviesa diferentes ambientes de este espacio natural protegido. El sendero no entraña dificultad alguna y el visitante se adentra en una zonas donde predomina el pinar, aunque esta especie comparta espacio con hayas, acebos o tejos.

Las Majadas, ruta de los pastores, sendero autoguiado por el entorno de la Venta de Piqueras, en pleno el Parque Natural Sierra de Cebollera. La senda, de poco más de un kilómetro, se interna por un bosques de hayas en dirección al río Piqueras y permite ver restos de la actividad trashumante en una majada rehabilitada. A lo largo de este sendero, los caminantes descubren el cambio de paisaje, donde hoy hay bosques, en otro tiempo reinaron pastos y rebaños. El paseo transcurre por estradas y parajes que recorrieron durante siglos los pastores en su viaje hacia el sur con miles de cabezas de ganado ovino. Un viaje que, en ocasiones, llevaba hasta Extremadura e incluso, hasta Andalucía. Y, después, regresaban.

 

Más información: www.larioja.org/medio-ambiente/es/publicaciones/guias-senderismo-mapas

Port Relacionados

Leave a comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies