Un paseo por las murallas de Pamplona

Las murallas de Pamplona son un conjunto fortificado excelentemente conservado y uno de los mejores exponentes de ciudad fortificada de España. Con un recorrido de cinco kilómetros, que se prolonga dos kilómetros más si se incluye la Ciudadela, constituye uno de los mejores paseos turísticos de Pamplona. La declaración de Monumento Nacional y la de bien de Interés Cultural avalan su interés.

Pamplona siempre estuvo en peligro. Primero por la expansión de los reinos de Castilla y Aragón y después por la cercanía a Francia. A ello hay que añadir el miedo de los monarcas españoles a un posible levantamiento de los navarros tras la anexión a la corona de Castilla en 1512. Todas estas circunstancias hicieron que la fortificación de la ciudad fuera necesaria y que, una vez fortificada, se levantara la Ciudadela por orden de Felipe II, una formidable construcción defensiva ante los ataques de Francia y un seguro de vida para las tropas castellanas ante un posible levantamiento ciudadano.
En pleno siglo XXI las murallas son un emblema de Pamplona y uno de los mejores lugares para recorrer, sea por su parte superior, siguiendo la línea fortificada y con espléndidas vistas sobre las montañas y la parte baja de la ciudad; sea por su parte inferior, recorriendo el Paseo del Arga al pie de las murallas y pasando por bosques de ribera, huertas y granjas de animales, insertas en medio de la ciudad, conformando un anillo verde de excepcional valor.

Si eligen pasear por las alturas, el punto de partida puede ser el parque de La Media Luna, donde se sitúa el centro de Interpretación de las Murallas, un lugar de visita imprescindible si queremos comprender en su totalidad el sistema defensivo situado en el Fortín de San Bartolomé. Siguiendo la muralla llegaremos al Baluarte de Labrit, Guadalupe, Pilar, Abrevador, Parma, Gonzaga y la Taconera, y ya en la Ciudadela, los de Santiago, Santa María y Real.
Durante el recorrido encontraremos diversos hitos y lugares de parada donde deleitarse con la vista, la gastronomía o la historia. Merece la pena detenerse en el Baluarte del Redín, con impresionantes vistas, tomarse un refrigerio en el Caballo blanco, visitar el Archivo General de Navarra, reformado por Moneo a finales del siglo pasado y donde se guardan los documentos históricos del viejo Reino de Navarra –y que alberga frecuentemente exposiciones-; visitar el pequeño zoológico de La Taconera, donde los animales viven en semi-libertad o perderse por los fosos de la Ciudadela.

 

FORTÍN DE SAN BARTOLOMÉ, Centro de interpretación de las Murallas.

  • Hasta el 15 de marzo: De martes a sábados: de 11:00 a 14:00 y de 15:00 a 18:00 horas. Domingos: De 11:00 a 14:00 horas.
  • Desde el 15 de marzo: De martes a sábados: de 11:00 a 14:00 y de 15:00 a 18:00 horas. Domingos: De 11:00 a 14:00 horas.

Port Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies